A pesar de que en los últimos 5 años la matrícula universitaria ha crecido de manera significativa, uno de los grandes desafíos para la educación superior es fortalecer la transición de las aulas al mercado laboral, aseguró el Secretario de Educación Pública, Otto Granados Roldán.

“Es imprescindible fomentar el diálogo entre las instituciones educativas y las empresas para integrar las demandas en los sistemas de formación profesional y favorecer y facilitar la transición de la escuela al mundo del trabajo.”

Otro de los desafíos afirmó, es evitar que los problemas estructurales o financieros que atraviesan algunas universidades impacten negativamente en la educación.

“La SEP actuará de manera muy decidida con las autoridades hacendarias para contribuir a un nuevo esquema mucho más eficiente.”