La migración no se detendrá con la construcción de obstáculos reales o metafóricos, advirtió el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez.

“Edificar barreras físicas como el tan mencionado muro fronterizo o apelar al recurso del miedo y la intimidación mediante la movilización de la Guardia Nacional no evitarán que las personas se movilicen, buscando mejores condiciones de vida y perspectivas de desarrollo.”

Por ello, durante el Taller Regional “ Desafíos y Relaciones frente al Desplazamiento Interno y la Migración en México y Centroamérica” aseguró que es necesario que en nuestro país sea coherente en sus políticas migratorias y el trato que da a quienes ingresan al país en su camino hacia Estados Unidos, toda vez que a pesar de que en México no hay una política deliberada de rechazo, sí se advierten casos de discriminación hacia los extranjeros y la xenofobia, dice la CNDH, es tan nociva y peligrosa como la violencia armada.