Más de 50 restos humanos están proceso de ser identificados, luego de la explosión de ductos de Pemex, en Tlahuelilpan, Hidalgo, ya que dada la complejidad del análisis, por el alto grado de carbonización, podría tardar más de seis meses su correcta identificación.

En entrevista, Alejandro Habib, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la entidad, en el marco de la inauguración del Centro de Atención al Talento (CEDAT), “son más de 50, son 58, pero no podemos determinar hasta este momento el Ministerio Público y los peritos si se trata de 58 o más restos humanos por el grado de carbonización que presentan los mismos, que se convirtieron en cenizas la mayoría de las personas se está trabajando con los restos que se encontraron. Se tomaron muestras de ADN  de padres y hermanos para poder identificar el posible vínculo familiar”.

Asimismo, Alejandro Habib, reveló que las autoridades del estado analizan la posibilidad de que intervengan organismos internacionales, ya que “debido al grado de carbonización de las víctimas es muy complicado hacer la debida  identificación, se están realizando las pruebas correspondientes y si la capacidad se ve limitada en cuanto al estado de Hidalgo se tendrá que pedir el apoyo a autoridades federales e incluso internacional para lograr la correcta identificación de los restos humanos”.

Señaló que las personas que están en calidad de desaparecidos “se puede presumir que fueron víctimas de la explosión”.

La tragedia ha dejado 130 víctimas mortales.