Tras la muerte del actor Mark Salling, la policía de California buscó alguna nota suicida, aunque no hubo éxito en la investigación. Entre los pocos datos que han trascendido sobre el deceso, se tiene que el ex integrante de la serie televisiva “Glee” se habría colgado de un árbol en el área del Gran Cañón Tujunga.

Mark tenía 35 años, y desde el 2016 enfrentaba acusaciones por posesión de pornografía infantil. Él admitió el delito el año pasado y estaba en medio de un proceso judicial. Expertos aseguran que podría haber recibido una condena de cuatro a siete años de prisión. Esto lo había llevado a un primer intento de suicidio a finales del 2017.

A través de redes sociales, el productor televisivo Tim Davis escribió este mensaje: “Déjame ser claro. Tener compasión por #MarkSalling nada minimiza sus crímenes, ni minimiza el dolor y la devastación de las víctimas de esos crímenes. Sólo digo que dejes de añadirle dolor a su familia”.