Durante reunión con militares en un importante cuartel, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que a partir de esta noche iniciará un cierre total de la frontera con Brasil, mediante el cese de comunicaciones marítimas con las islas de Aruba, Curazao y Bonaire.

Mencionó que también sigue evaluando un cierre total de la frontera con Colombia para prevenir cualquier intervención o golpe de estado, afirmando que “pueblo prevenido vale por dos”.

Estos lugares han sido estratégicos para recibir la ayuda humanitaria que pretende entrar a territorio venezolano el próximo sábado 23 de febrero con el apoyo del opositor Juan Guaidó, quien dice que es una prioridad el ingreso de ayuda para atender a 250 mil personas en vulnerabilidad.