La irritación en los ojos al salir de la alberca no está relacionada únicamente con el cloro que hay en el agua.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades en Estados Unidos, sentir comezón en los ojos y la irritación obedecen a la mezcla entre el cloro, orina y sudor.

El doctor Michael Beach, director adjunto del programa de Agua Saludable de los centros, explicó que “el cloro se une con todas las sustancias que intenta matar en nuestros cuerpos y crea esos químicos irritantes”.

El médico agregó que es falso que exista un líquido azul que muestre cuándo una persona se orina en la piscina. Dijo que se trata de una idea para asustar a la gente, especialmente a los niños.

Los expertos afirman que con una simple ducha tras salir de la alberca puedes librarte de toda esa suciedad que puede haber en el agua y que podría causar alguna enfermedad. Y con una ducha previa evitas meter en la alberca lo que no debes.