A los líderes del Frente Ciudadano por México les tocó escuchar los reclamos de líderes juveniles quienes aseguran que sienten que su voz no es escuchada.

En respuesta, la presidenta del PRD, Alejandra Barrales, reconoció que aunque no es fácil dar la cara a la juventud, es fundamental apostarle a ellos.

“El Frente reconoce la enorme deuda que tenemos con nuestros jóvenes y tenemos que reconocerlo porque es la única forma en de empezar a pagar.”

Por su parte el dirigente panista, Ricardo Anaya, se sumó a la exigencia de que los jóvenes sean tomados en cuenta como líderes.

“Ésta es la generación del puño en alto, ésta es la generación que va a cambiar a México.”

En tanto, Dante Delgado, de Movimiento Ciudadano, también reconoció que su generación le ha fallado al país y adelantó que en 2018 ganará aquella alternativa que escuche a la juventud.