Dado que en México 45 de cada 100 personas captados para la trata de personas son niñas indígenas, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) lanzó la campaña contra la trata de personas en comunidades indígenas en nuestro país junto con el gobierno de Canadá para detectar, prevenir y capacitar a las mujeres indígenas sobre protocolos para identificar casos de trata de personas.

En conferencia de prensa, el embajador de Canadá en México, Pierre Alarie, informó que su gobierno cuenta con un programa de esta naturaleza con el que apoya iniciativas para prevenir este delito en las comunidades indígenas, por ello informó que financiará con un millón de dólares canadienses programas de capacitación en las Casas de las mujeres indígenas en San Quintin, Baja California, Tlaola, en Puebla y Papantla, en Veracruz, con las que cuenta la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Por su parte, Antonino De Leo representante de la oficina de las Naciones, destacó que “en las comunidades indígenas del país donde las condiciones de empleo, migración, falta  de educación y otros factores adicionales propician el ambiente necesario para la comisión de este delito”.

Resaltó que “la explotación sexual, trabajos forzosos, servidumbre domestica y venta de menores de edad solo solo algunas de las modalidades en que niñas, niños, mujeres y hombres indígenas son explotadas y explotados por las redes criminales”.