De nada o poco sirve el reconocimiento normativo de los derechos humanos si no se aplica y respeta la ley, advirtió el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez.

“Buena parte de la sociedad, percibe la existencia de un divorcio entre lo previsto por las normas y lo que ocurre en la realidad. La confianza en el derecho y su aplicación, ha dado paso a la desesperanza y fomentado el que la sociedad cada vez espere y confíe menos en las instituciones públicas y en quienes las integran.”

Por ello tras su participación en el Foro de Debate Derechos Humanos y la Justicia en México, aseguró que los candidatos tienen que asumir como premisa la defensa de los derechos humanos, así como comprometerse con la dignidad de las personas y que se cumpla lo que dicen las leyes y los tratados internacionales.