El gobierno de la Ciudad de México se dice lista para recibir en unas semanas cerca de 6 mil migrantes que llegarán a la capital para continuar muchos de ellos su viaje hacia la frontera con Estados Unidos. La Secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, informó que será de nueva cuenta el Estadio Jesús Martínez “Palillo” donde se les brindará atención médica, albergue y comida.

Al término del arranque del programa de desarme voluntario en la Alcaldía Álvaro Obregón, la Secretaria de Gobierno, adelantó que “estamos esperando para la semana de Pascua más o menos porque vienen caminando alrededor de seis mil migrantes, primero una que viene como de mil 600, luego 800 sueltos y luego como tres mil, están ahorita en Chiapas, creemos que van a llegar de manera gradual”.

Y si bien en la Ciudad de México ser migrante no es delito, enfatizó que se les apoya a quienes decidan regresar a sus lugares de origen.

Y aunque para el gobierno local es mejor que cuenten con visas humanitarias o permisos, enfatizó que la Comisión de Derechos Humanos capitalina está muy atenta para evitar violaciones a los derechos así como los organismos internacionales.