El Secretario de Trabajo, Alfonso Navarrete Prida reconoció que hay un rezago de 50 mil asuntos pendientes en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje.

“Aumentó la carga en asuntos pendientes que no se han resuelto pero disminuyó el numero de asuntos que entraron y se calificaron.”

Tras asistir al Informe de Labores 2017 de la Presidencia de dicha Junta, el encargado de la política laboral adelantó que aunque no hay certeza de cuándo habrán de desaparecer las juntas, éstas deberán concluir todos los asuntos pendientes antes que las leyes secundarias en materia laboral entren en vigor para poder empezar desde cero.

Cabe destacar que con la reforma laboral las Juntas de Conciliación y Arbitraje desaparecerán y se convertirán en tribunales electorales y serán ahora parte del sistema de justicia.