Los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) encargados del caso Ayotzinapa dieron a conocer que también pudieron haber sido espiados a través del programa de intervención telefónica Pegasus.

“Hemos recibido a través de la Secretaría Ejecutiva una nota en la que se hace un señalamiento de la posibilidad de haber sido intervenidos los teléfonos de los miembros del GIEI”, dijo la comisionada Esmeralda Troitiño, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Durante el 163 periodo de sesiones de la CIDH, explicó que el mecanismo especial de seguimiento del asunto Ayotzinapa, les informó que recibió una carta del GIEI, en la cual notificó que algunos de sus integrantes recibieron en el mes de marzo mensajes de texto con enlaces hacia páginas probablemente infectadas con el malwarePegasus.

Por esta situación, el organismo internacional exigió una respuesta al estado mexicano.