Para evitar la venta o condicionamiento del agua de pipas, durante los días de corte al suministro del líquido, la Contraloría General de la Ciudad de México, colocará módulos de atención en las alcaldías para evitar este tipo de abusos por parte de servidores públicos.

“Instalaremos algunos módulos de atención directa en alcaldías sensibles para que estemos recibiendo denuncias. La Contraloría Móvil estará acompañando a las pipas en estos recorridos para que si algún servidor público se ve sorprendido, que cobre, que ponga cuota a la pipa, estaremos poniendo cartas en el asunto”.

Eduardo Rovelo, Contralor General, dijo que en la página www.contraloria.cdmx.gob.mx también recibirán denuncias, así como en la dirección general de la dependencia a su cargo ubicada en avenida Tlaxcoaque 8.

Tras comparecer ante diputado del Congreso de la Ciudad de México como parte de la Glosa del informe del Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, Rovelo Pico recordó que él, junto con los contralores de las 16 alcaldías, y los 150 contralores ciudadanos, vigilarán el recorrido de las pipas, desde su salida de las garzas hasta su destino final.