A pesar de los niveles de inseguridad y violencia que se registran en el país, el sector franquicias afirma que hasta ahora no han recibido quejas o solicitudes de ayuda por parte de franquiciatarios, de que estén siendo víctimas de la delincuencia organizada.

Así respondió Jacobo Buzali Rahmane, presidente de la Asociación Mexicana de Franquicias, (AMF), quien si bien reconoció que las franquicias como cualquier otro modelo de negocio no está blindado contra los grupos delincuenciales, pero insistió en que no se tienen datos de desaceleración por lo que está ocurriendo en el país.

En conferencia, en donde anunció la realización de la 41 Feria Internacional de Franquicias, agregó que no hay cifras alarmantes en sobre este tema, ya que nadie les ha llamado para pedir apoyo por el derecho de piso.