La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) realizó el aseguramiento de dos ejemplares de Tigre de Bengala, en el municipio de Jerécuaro, Guanajuato

Los felinos se encontraban dentro de un inmueble cercano a la Comunidad de San Antonio, a quienes se les realizó una revisión constatando que se encuentran en buenas condiciones físicas.

La Procuraduría solicitó al responsable de los Tigres de Bengala la acreditación legal de procedencia de los ejemplares, sin embargo, el propietario no presentó la documentación requerida.

Cabe destacar que de acuerdo con la Ley General de Vida Silvestre, esta acción puede ser penalizada con el decomiso definitivo de los animales, y con una multa de 50 a 50 mil pesos.