Cómo una crítica al surgimiento del nacionalismo anti inmigrante de Estados Unidos, el artista chino Ai Weiwei colocó en la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos, una serie de piezas de arte para crear consciencia sobre la gravedad de construir el muro fronterizo anunciado por el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Esta colección de obras son parte de la exposición “Good fences make good neighbors” (Buenas cercas hacen buenos vecinos), e incluye alrededor de 300 cercas y vallas colocadas en diferentes zonas de la urbe neoyorkina.

Asimismo, esta obra de arte es una crítica sobre la división política y tiene el objetivo de concientizar a la población sobre la idea de que las barreras se han utilizado para dividir a la humanidad y para reactivar la creencia de la igualdad.

Esta exhibición estará disponible hasta el 11 de febrero del próximo año, y también celebra el 40 aniversario del Fondo de Arte Público de la ciudad, inspirado por la crisis de migración internacional.

Foto: Twitter @designboom.