Nadie sabe lo que el destino depare al libro impreso

“el mundo editorial transita hacia un modelo cuyos rasgos y perfiles no percibimos aun con claridad, pero que será distinto seguramente a lo que hasta ahora hemos conocido, entre las nuevas tecnologías de la comunicación, la información, las nuevas concentraciones empresariales, yo les digo, multimedia, la esquizofrenia de las llamadas redes y peor, la mala literatura, los pésimos autores, los impuestos y la frivolidad”

Así lo dijo, Otto Granados, secretario de Educación Pública, Al participar en la celebración del centenario del natalicio de seis autores del Fondo de Cultura Económica: José Luis Martínez, Pita Amor, Juan José Arreola, Alí Chumacero, Emma Godoy y Jorge González Durán

En la Unidad de Seminarios Jesús Silva Herzog del FCE, el secretario de Educación dijo que es relevante que hoy se les pueda seguir leyendo, así como acariciar las portadas de sus libros; evocar sus singulares personalidades, y saludar lo que el Fondo ha significado para la vida cultural del país. Dijo que el FCE contribuyó a una revolución virtuosa sin la cual no se explica la modernidad mexicana ni la educación intelectual de varias generaciones.