Medidas de “emergencia” anunció el gobierno de Luisiana, Estados Unidos, ante el pronóstico de formación del primer huracán de la temporada del Atlántico.

El fenómeno podría tocar tierra el fin de semana en algún punto de la costa central estadounidense del Golfo de México.

Se prevé que el huracán genere una ola de tormentas, vientos con fuerza de huracán y hasta 2.5 centímetros de lluvia en el estado.

Así como inundaciones en la costa y fuertes lluvias que potencialmente pueden impactar en todo el estado.

El Centro Nacional de Huracanes informó que se espera una tormenta tropical en el norte del Golfo de México, a partir de mañana, y que aparentemente las condiciones son favorables para que el fenómeno se agudice dando paso a un huracán en los días siguientes.

Comentarios: