En México hay seis mil 115 personas con algún trastorno congénito de la coagulación como la hemofilia, una enfermedad poco frecuente, cuyo origen está en una alteración genética del cromosoma X que se expresa en la ausencia o la inhibición de factores para la coagulación, la mujer es portadora y lo hereda sólo a sus hijos hombres.

“tengo de antecedente un hermano que falleció por un golpe en la cabeza y un mal tratamiento, él padecía hemofilia tipo B, cuando yo nazco, vienen inmediatamente los estudios confirman que efectivamente tengo hemofilia tipo A, con el tratamiento, se generan menos sangrados y cuando sangramos genera una respuesta mucho más rápida

Juan Manuel Meléndez, de 23 años, quien vive con esta enfermedad pero tiene tratamiento profiláctico dos veces a la semana, así el futuro arquitecto, evita que se presenten sangrados.