Como el sexenio más letal contra los alcaldes calificó el secretario general del PRD, Ángel Ávila Romero, el que atraviesa actualmente México.

Y es que aseguró que la estrategia de seguridad implementada por la actual administración ha sido fallida y prueba de ello es el alto numero de políticos locales asesinados en los últimos años, siendo el de Juan Carlos Andrade Magaña el último.

“Mientras el gobierno federal no reconozca que su estrategia no funciona las cosas difícilmente van a cambiar. Los presidentes municipales son los más vulnerables a las presiones, chantajes y asesinatos por parte del crimen organizado.”

En conferencia de prensa el perredista también habló de los hechos violentos protagonizados por integrantes de la CNTE en un acto proselitista del PRI en Oaxaca y en este sentido dijo que el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, es quien debería llamar al orden a sus simpatizantes.