El presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que el anterior gobierno firmó contratos con empresas de seguridad privadas para que 50 mil elementos cuidaran instalaciones y oficinas gubernamentales. 

Para el primer mandatario esto resulta incongruente toda vez que para atender la seguridad pública sólo se contaba con diez mil elementos de la policía. 

“El estado de indefensión de la gente era total pero el gobierno sí estaba protegido y no con policías, marinos o soldados sino con elementos contratados a empresas privadas de seguridad ¿No les parece increíble 50 mil elementos?”

Y aunque el titular del ejecutivo dijo que le gustaría cancelar todos los contratos no puede hacerlo por cuestiones legales y porque además se está haciendo un análisis de cuántas empresas son, en qué dependencias tienen presencia y cuáles son sus funciones.