El 6 de agosto del 2014 la Mina de Cobre “Buenavista” propiedad de Grupo México derramó 40 millones de litros de sustancias tóxicas al Río Sonora.

Este incidente se calificó por la misma Secretaría de Medio Ambiente federal como “el peor desastre ambiental en la historia de la minería en México”

A tres años de estos hechos los habitantes de 24 comunidades de siete municipios de Sonora afectados por el desastre denunciaron que siguen sufriendo afectaciones a su salud por la falta de cumplimiento en los compromisos de remediación de la zona contaminada.

Ramón Miranda Córdova afectado e integrante del Comité Cuenca Río Sonora, denunció en conferencia de prensa en la Ciudad de México,  “vuelven a decir que el agua está limpia, que el río está limpio; lo que estamos temiendo nosotros es por nuestra vida, si tenemos o no tenemos metales pesados, los metales pesados son bio acumulables y no sabemos; hay manifestaciones en las personas: salpicaduras, caída de pelo”, detalló.

CON INFORMACIÓN DE ANTONIO ARANADA REPORTERO.