Analistas financieros calificaron como una “locura que provocaría una crisis económica”, si el próximo presidente electo determina dar marcha atrás a la Reforma Energética.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico del grupo financiero Banco Base, agregó que esto derivaría en una fuga de capitales de más de 50 mil millones de dólares, inversiones detenidas, desplomándose la Inversión Extranjera Directa provocando una pérdida de empleos, además de un incremento de hasta 23 pesos por dólar, debido al miedo que tendrían los inversionistas en torno a las acciones que emprendería el próximo mandatario.

Sin embargo en conferencia la especialista, agregó que ese escenario es el menos probable, pues consideró que los distintos candidatos presidenciales reconocen la importancia de la reforma energética y los beneficios que ha traído.