foto: pxhere.com

Por primera vez, Francia declaró alerta roja por una ola de calor, que azota en los departamentos de Gard, Vaucluse, Hérault y Bouches du Rhône.

Ante las altas temperatura se suspendieron las salidas escolares y de los actos festivos, salvo los que se organicen en espacios cerrados y con aire acondicionado, anunció la ministra de Sanidad, Agnès Buzyn.

En tanto, el director general de Sanidad, Jérôme Salomon, Buzyn, pidió a los habitantes de las cuatro zonas limitar e incluso suspender actividades al aire libre, así como cancelar actividades deportivas en las escuelas.

Cabe mencionar, que otras 76 localidades de Francia se encuentran en alerta naranja.

Comentarios: