Buscan ordenar la actividad porcícola en Yucatán

El documento fue firmado por el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, y la titular de la Semarnat, María Luisa Albores
El documento fue firmado por el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, y la titular de la Semarnat, María Luisa Albores

Se firmó un convenio que dará certeza a todas las partes involucradas con base en información técnica y científica para la toma de decisiones.
Con base en el Dictamen Diagnóstico Ambiental, se determinarán acciones conjuntas de acuerdo a la situación de cada municipio.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el gobierno de Yucatán firmaron un convenio para implementar acciones conjuntas en el ámbito de sus competencias y atribuciones a fin de preservar, conservar, remediar, restaurar y proteger el equilibrio ecológico, los servicios ecosistémicos y el medio ambiente ante los impactos de la actividad de las unidades de producción porcícola en la entidad.

El documento fue signado por el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, y la titular de la Semarnat, María Luisa Albores González, con el fin de lograr el ordenamiento de la actividad porcícola, lo cual ha sido un reclamo de la sociedad yucateca y que el Gobierno de México ha venido trabajando con las partes involucradas para dar una respuesta conjunta.

Para lograr este convenio se establecieron grupos de trabajo legal y técnico entre el sector ambiental, porcicultores y la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Yucatán, y se llevó a cabo el Dictamen Diagnóstico Ambiental de la Actividad Porcícola en el estado, ya que no se contaba con una base de datos del número de granjas existentes y su ubicación.

El convenio permitirá dar certeza a todos y todas las partes involucradas y facilitará las acciones de coordinación entre el gobierno federal y estatal con base en información técnica y científica para la toma de decisiones en cuanto a la emisión de permisos, licencias y demás procedimientos administrativos que deberán realizar los centros de producción porcícola y establecer criterios en materia de sustentabilidad.

Esta herramienta reconoce el Dictamen Diagnóstico Ambiental de la Actividad Porcícola en Yucatán y permitirá atender aquellos municipios con mayor contaminación de agua, a fin de revertir el impacto ambiental y evaluar la reubicación de las granjas involucradas, así como la inspección continua y seguimiento de las acciones que se implementen, además de tener un padrón actualizado constantemente.

Asimismo, se firmó otro Convenio para colaborar técnicamente en la delimitación de la Zona Federal Marítimo Terrestre de la Reserva Estatal de Ciénegas y Manglares de la Costa Norte de Yucatán y así tener las condiciones que favorezcan el desarrollo de proyectos de restauración de manglar y de humedales y con ello abrir la posibilidad de generar ingresos para las comunidades.

Ambos convenios reflejan la suma de esfuerzos y voluntades encaminadas a la protección del ambiente y el bienestar de las comunidades, factores fundamentales para atender las problemáticas de justicia social y ambiental en Yucatán.