Para la diputada Cyntia López Castro secretaria de la Comisión de Educación en la Cámara de Diputados, el plan de estudios no tendría por qué incluirse en la reforma constitucional en materia educativa sino en las leyes secundarias, ya que hay asignaturas que se contemplaron y otras que se excluyeron como matemáticas, toda vez que no hay un proyecto de presupuesto que avale dichas propuestas.

En entrevista para Grupo Acir, la legisladora del PRI, consideró “que esto no va en el texto constitucional y mi pregunta es como van a garantizar que todo esto esté, y mañana va a venir un economista que diga que no pusieron economía, y otro ciencias sociales, esto lo podrán ver como una acción afirmativa, pero no podemos tener una constitucional que solo le pongan adjetivos y palabras por un tema electoral y clientelar”.

Destacó que en los puntos que se tendrán que revisar es la eliminación de un órgano autónomo como el INEE, lo cual calificó “grave para la historia democrática del país”. Porque va más allá del tema educativo, ya que se sentaría un precedente, y “me parece fundamental poder defender”.

Buscarán, dijo, realizar modificaciones en materia de educación especial ya que “debe ir más encaminado a la inclusión, más que a educación especial y que quede segmentado”.

En la parte de obligatoriedad de la educación, afirmó que van a insistir que se haga el análisis presupuestal correspondiente, “de donde van a salir los recursos y los garanticen para que se pueda ofrecer la educación superior para todos”.

Y es que, destacó, que “a la hora de ofrecer educación obligatoria las Universidades ya no van a poder cobrar las cuotas”. Un ejemplo, dijo, es la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde la “recuperación de cuotas anualmente es de 20 millones de pesos; en el caso de una autónoma, el 30 pro ciento de su presupuesto es por cuotas, si le quitas a la Universidad que pueda cobrar sus cuotas de que va a vivir, y eso se tiene que garantizar de manera presupuestal”.

Y alertó que hasta el momento no se a incluido un proyecto de presupuesto, que tendría que acompañar la reforma constitucional, “y vamos a seguir presionando para que lo den, ya que sin el análisis presupuestal no puede haber un dictamen”.

La iniciativa de reforma educativa podría ponerse a votación en comisiones unidas el próximo miércoles y subirse al pleno el 26 de marzo para análisis y en su caso, aprobación.