En óptimas condiciones de salud fue dado de alta el paciente Silvestre Parra, quien recibió un trasplante combinado de corazón y riñón en el Hospital General del Centro Médico Nacional La Raza, del IMSS el pasado 27 de marzo.

La labor de los especialistas en cirugía cardiotorácica y en trasplante de órganos abdominales del Seguro Social permitió curar la cardiomiopatía dilatada o crecimiento del corazón y el daño en la estructura funcional del riñón que presentaba.

A través de un comunicado el IMSS informó que los órganos de Silvestre estaban en etapa terminal y no había opción de terapia más que el reemplazo de ambos y el 27 de marzo se procuró y trasplantó el corazón; el paciente pasó a terapia intensiva para estabilizarlo y una vez que se verificó la funcionalidad del corazón, se llevó a cabo la sustitución de riñón sin ningún problema.