El modelo licitatorio mexicano no permite discrecionalidad ni opacidad y hasta el momento, no hay impugnación en contra de ninguna licitaciones que se han otorgado tras la reforma energética.

Así lo afirmó el secretario de Energía Pedro Joaquín Coldwell, quien agregó que se trata de un modelo que da certeza y este es el mensaje que el país ha mandado a los inversionistas y a las empresas nacionales y de otros países.

En el marco de su participación en un seminario organizado por la embajada y empresas de Noruega, Pedro Joaquín Coldwell destacó que con las mejores prácticas internacionales y altos índices de transparencia, ya concluyeron nueve licitaciones petroleras.

En donde dijo se asignaron 107 contratos, con una adjudicación del 67 por ciento y una utilidad para el Estado del 74 por ciento de lo que produzcan estos contratos sí se da el éxito geológico, esto sin que corra riesgo alguno.