Luego de que una corte norteamericana declara culpable a Joaquin Guzmán Loera de diez cargos federales, el presidente Andrés Manuel López Obrador desmintió que por la austeridad republicana el policía que detuvo al capo mexicano vaya a perder la protección. 

El primer mandatario aclaró que la protección continuará, al tiempo que acusó a sus adversarios de difundir este tipo de información tanto en el caso del policía como en el de Edith Arrieta Meza, supuesta diseñadora de modas que asumió un cargo en el Conacyt. 

“Ya no hay modistas, modistos, maquillistas, ya no hay esas exquisiteces y esos lujos, ya se terminó.”

Sin embargo adelantó que será la propia directora del Conacyt, María Elena Álvarez quien deberá aclarar el asunto y de ser ciertos los rumores la funcionaria en cuestión deberá dejar el cargo.