Ni el estado ni los núcleos familiares han tenido la voluntad para atender las necesidades y garantizar los derechos de los adultos mayores, advirtió el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez.

Y es que que aseguró que en nuestro país 1.7 millones de personas mayores son víctimas de violencia física y psicológica, siendo el 40 por ciento de los casos dentro de sus propios hogares. Y a esto dijo, se suma su precaria situación económica.

“Es preocupante que las personas mayores gasten mensualmente una proporción significativa de sus ingresos en el cuidado de su salud, el 40% de sus pensiones lo dedican a medicinas y médicos especialistas.”

Por ello presentó la declaración “Envejecer con dignidad y Derechos Humanos en México: Nuestra Meta” que establece las acciones necesarias para garantizar los derechos y la seguridad de los adultos mayores y que se basa en 5 ejes: seguridad económica, salud, participación social, discriminación y protección civil.