Ciento Ochenta Grados es para el que quiere y no para el que puede.

Se trata de un concepto que conjuga de manera integral el ejercicio y la alimentación saludable con la belleza. En este espacio, te vas a encontrar con personal especializado en medicina estética y nutriólogos que junto con un cuerpo médico y lo último en tecnología cosmética, te ayudarán a perfeccionar tu cuerpo, sin pasar por una cirugía.

En entrevista para Grupo Acir, el director general de Salulleza, Francisco Rodríguez Lara, destacó que “la base de esto, de donde surge, es una vida saludable, lo que queremos  es que la gente esté en su peso ideal y como le gusta verse, aquí no hay ningún tratamiento milagroso, todo lo que tenemos, va acompañado de una consulta nutricional, de una consulta médica, pero tenemos toda la tecnología que existe para evitar la cirugía estética”.

Al inaugurar el cuarto centro en Plaza Carso Palmas, Rodríguez Lara, enfatizó que “el mercado está lleno de productos que dicen: te tomas una píldora en la noche y amaneces guapo, eso no existe, cualquier gente que venga aquí tiene que hacer su parte”. Por ello, dijo “aquí llegan a perfeccionar cosas que ya no pueden hacer ni con ejercicio ni con la alimentación, entramos a un nivel de detalle para buscar el perfeccionamiento corporal”.

Por su parte, Mónica de los Cobos, directora de mercadotecnia de Salulleza, afirmó que Ciento Ochenta Grados, busca ser la primera alternativa en México que puede dar a a las  personas la opción de perfeccionar su cuerpo, sin pasar por una cirugía que implica “riesgo, un quirófano y contra indicaciones, que ha hecho que un sector importante se quede aislado de la posibilidad de buscar este mantenimiento que todos deseamos”.

Destacó que para ofrecer la mejor atención se realizó una “búsqueda exhaustiva de las tendencias y aplicación de diversas tecnologías, por ejemplo para la reducción de medidas, eliminación de celulitis, tratamientos faciales o la sustitución de la liposucción. Tratamientos que, dijo, “en realidad lo que hacen es ayudar a tu cuerpo a aplicar sus propios procesos de manera acelerada, como es el caso de la producción de colágeno”.

En la inauguración estuvo presente Rebeca de Alba, como embajadora de la marca, quien se dijo partidaria de lo natural; y aseguró que Ciento Ochenta Grados grados, es un lugar donde “voy a poder complementar el ejercicio y la alimentación con estos tratamientos increíbles”.