Aunque la Ciudad de México lleva casi dos semanas sin Jefe de Gobierno, la capital no se encuentra paralizada.

“Todos los despachos del orden administrativo, entre los que podemos citar el ejercicio de presupuesto, el funcionamiento de las dependencias, la continuación de los servicios públicos, la continuación de los programas, sí, eso es un tema administrativo, esas funciones las tengo… Yo lo que he hecho es tener las reuniones respectivas con el Gabinete, atender estos puntos, prácticamente toda la semana estuvimos atentos a lo que ha sucedido en la Ciudad; acompañando los temas de diversa índole… la Ciudad no está parada”.

Así lo dijo este martes el Secretario de Gobierno, José Ramón Amieva, actual encargado de despacho en la Jefatura de Gobierno, quien además, descartó presionar a la Asamblea Legislativa del DF, para ser ratificado como nuevo Jefe de Gobierno sustituto, luego de que Miguel Ángel Mancera, solicitará licencia definitiva el pasado 29 de marzo.

“Yo he sido absolutamente respetuoso. Esta decisión, es una decisión única y exclusiva de la Asamblea Legislativa. Yo no he buscado ningún acercamiento ni buscaré ningún acercamiento o cabildeo. Creo que aquí hay que permitir que la Asamblea tome sus decisiones de manera libre y que ellos tengan esa valoración y cuando juzguen prudente… que lo vea la Comisión de Gobierno, que lo vean las comisiones respectivas, que lo publiquen en la Gaceta Parlamentaria, que ellos decidan”.

Sobre el tema, Leonel Luna, Presidente de la Asamblea Legislativa justificó la falta del nombramiento del nuevo Jefe de Gobierno, con el argumento de que las comparecencias de este martes impidieron que se llevara a cabo la reunión de la Comisión de Gobierno para proponer o no a Amieva Gálvez como titular del ejecutivo local.

“Si no es mañana el viernes estaremos reunidos en Comisión de Gobierno, para el tema del Jefe de Gobierno sustituto… dependen lo que acordemos en la Comisión de Gobierno, lo primero es lanzar la convocatorioa correspondiente y el recibir las propuestas de grupos parlamentarios pero no hay algún problema que pueda suscitar que se conflictúe el proceso”.