Este lunes comenzó el despliegue de 225 soldados de la Guardia Nacional de Estados Unidos a la frontera con México.

El gobierno de Arizona informó que el objetivo es respaldar la lucha del presidente Donald Trump contra la inmigración indocumentada, ya que las “tropas ayudarán a nuestros socios federales con cualquier responsabilidad de rol de apoyo que necesiten”.

Las tropas permanecerán 31 días a lo largo de los sectores de Yuma y Tucson de la Patrulla Fronteriza, que abarcan prácticamente toda la frontera de Arizona con México.

Los efectivos de la Guardia Nacional proporcionarán “capacidades de mejora” a la misión que realizan los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (ICE) para aumentar el control operacional de la región, proporcionarán apoyo aéreo, apoyo de reconocimiento, apoyo operacional, construcción de infraestructura fronteriza y apoyo logístico.