Productores y exportadores mexicanos de jitomate, plantearon al gobierno de México, su intervención urgente ante el gobierno de Estados Unidos, para que cancele el arancel del 17.5 por ciento vigente desde el 7 de mayo pasado.

Asimismo, piden el cese de la investigación por “dumping” que autoridades y organizaciones de productores de EU realizan y que, en su concepto, está fuera de contexto y es unilateral, además de que causa daños económicos a productores y exportadores que podrían llegar a 350 millones de dólares anuales.

Eduardo Orihuela Estefan, presidente de la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR), informó que la decisión del gobierno norteamericano, impactará igualmente en el riesgo de la planta de empleo en 17 entidades federativas mexicanas, con un total de 1.4 millones de empleos directos, de los cuales más de un millón corresponden a la planta industrial y a empresas alimentadoras de insumos y servicios, y alrededor de 400 mil se refieren a jornaleros agrícolas.

Comentarios: