La electromovilidad avanza a la velocidad de la luz y la UNAM, a través de sus institutos de Ingeniería y de Energías Renovables, apuesta al desarrollo de esta área. Con experiencia de más de dos décadas, se buscan soluciones de alta calidad para obtener, a menor costo, autos eléctricos, híbridos o convertidos.

Para esa tarea se requiere del esfuerzo conjunto de la academia, la industria y las autoridades, subrayó Germán Carmona, investigador del Instituto de Ingeniería.

A través de un comunicado, consideró que la industria automotriz planea dominar el mercado de la electromovilidad
para 2025; sin embargo, el cambio del parque vehicular de combustión interna a tracción eléctrica no debe ser radical: primero se debe atender la infraestructura, capacidad de recarga y normatividad. Además, se debe tener claro en qué sectores son más adecuados, no sólo desde el criterio tecnológico, sino desde la óptica del costo-beneficio.