El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, que establece, salvo algunas excepciones, que ningún servidor público podrá tener un sueldo mayor al del Presidente de la República.

Según la ley, sólo podrá ganar más que el Jefe del Ejecutivo aquel servidor público que desempeñe varios puestos de trabajo, siempre y cuando cuente con un dictamen de compatibilidad correspondiente para éstos; que el contrato colectivo o las condiciones del trabajo lo requieran; o que se considere que realiza un trabajo técnico calificado o de alta especialización.

La nueva legislación fue criticada por diputados del PRI, PAN, MC y PRD, que dijeron apoyar el fondo de la iniciativa, pero lamentaron que se aprobara con prisas, sin revisiones, mal redactada, desactualizada y con la única intención de quedar bien, al supuestamente cumplir con un compromiso de campaña, y que cuando la reciba el Ejecutivo Federal, deberá regresarla por su deficiente elaboración

La diputada del PAN, Laura Rojas, les recordó a los legisladores de Morena, que si alguien impulsó primera vez una iniciativa como la que se aprobó, fue Acción Nacional a través del entonces diputado Felipe Calderón.

“Corazones, corazoncitos, amor y paz. Compañeros, compañeras, solo les quiero preguntar, ¿es ésta la cuarta transformación, de eso se va a tratar, de legislar rápido y mal, pues vaya cambio”

El Partido Verde, también tuvo su turno para recriminar a Morena, Partido Encuentro Social y PT, que rechazaran cualquier modificación a la ley.

El diputado,Arturo Escobar, les advirtió sobre una posible desbandada de funcionarios con alta especialización, al no obtener un salario justo

“Pudiera provocar, y lo pongo como un riesgo, que tengamos funcionaros en espacios altamente técnicos, que en virtud por una remuneración por debajo de los 107 mil pesos, tendrán que salir de la Administración Pública Federal”

Quien reconoció que la Ley que aprobaron tenía errores, fue su autor, el diputado de Morena, Pablo Gómez, quien hace siete años propuso esta iniciativa cuando era senador del PRD, no obstante a sus detractores les pidió calma, porque si de errores se habla dijo, está peor la Constitución Mexicana.

“Ahora nos dicen qué hay errores, lo malo no es que no los tenga esta minuta, que desde luego que los tiene, como toda ley. Quieren que les lea la Constución, la cantidad de errores que tiene la Constirución, son mayores que los que tiene esta minuta, así que mejor no se emocionen, cálmense”.

Fue así que cerca de las nueve de la noche, y luego de casi seis horas de debate, la mayoría de Morena y sus aliados aprobaron sin cambio la ley, que fue enviada al Ejecutivo Federal para su publicación y entrada en vigor.