La Comisión de Justicia, aprobó por unanimidad un dictamen a fin de imponer de 6 a 12 años de prisión y de 300 a 600 días multa a las personas que incurran en el delito de desplazamiento forzado interno.

Este delito se comete de cuando de manera individual o colectiva, mediante violencia o cualquier otro medio o acto coactivo realizado contra una persona o grupo de personas, ocasione que abandonen su lugar de residencia.

Y dicha penalización aumentará hasta en una mitad cuando el delito se cometa en contra de una niña, niño, adolescente, persona defensora de derechos humanos y periodistas. Pero aclara que no se entenderá por desplazamiento forzado el movimiento de población que realice la autoridad cuando tenga por objeto la seguridad o por mandato judicial.

En el dictamen se señala que este tipo de movilidad forzada ha sido calificada como una de las crisis humanitarias más importantes de nuestros tiempos.