Foto:Notimex

Reafirmar el compromiso de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo de México, esas fueron las primeras palabras del presidente Andrés Manuel López Obrador en el Zócalo capitalino.

Al resumir en una frase su objetivo, declaró, “lo que buscamos, es la purificación de la vida pública de México”.

Se comprometió a dar atención especial a los pueblos indígenas de México, calificó como una vergüenza que las comunidades indígenas vivan “bajo la opresión y racismo, con la pobreza y marginación a cuestas”.

López Obrador aseguró que todos los programas de gobierno tendrán como población preferente a los pueblos indígenas del país.

Destacó que se atenderá a todos los mexicanos sin importar creencias, clase, sexos, partidos, se aplicará el principio por el bien de todo, primero los pobres.

Dentro de los compromisos que mencionó ante el pueblo de México están mantener las instancias infantiles, regularizar los Cendis, becas para estudiantes de 800 pesos mensuales, apoyar a los artesanos e impulsar la ciencia.

Agregó que se cancelará la Reforma Educativa, aseguró que comienza el plan para apoyar a los damnificados de los sismos con vivienda y trabajo.