El presidente Andrés Manuel López Obrador negó que esté buscando inmiscuirse en el proceso de elección del nuevo presidente del PRI, esto luego de que la dirigente del partido, Claudia Ruiz Massieu asegurara que las declaraciones del titular del ejecutivo contra uno de los aspirantes son una intromisión en el proceso interno del partido. 

“Yo no me ocupo de eso, ni siquiera lo pienso. Es mucha la imaginación de mis adversarios pero no me meto en eso. Además, qué me tengo yo que estar metiendo en eso.”

Sobre las declaraciones contra el ex secretario de Salud, José Narro, quien aspira a la presidencia del Revolucionario Institucional, aclaró que simplemente él respondió a una pregunta que le hicieron sobre la posible implicación del ex funcionario en la red de huachicoleo de medicinas. En este sentido reiteró que si bien no lo acusó de haber ayudado a ciertos proveedores de medicamentos en la obtención de contratos, cuando menos sí hubo una omisión.