El presente electo, Andrés Manuel López Obrador, se reunió este fin de semana con los futuros delegados estatales y regionales del próximo gobierno.

Al término del encuentro Olga Sánchez Cordero, propuesta como secretaria de Gobernación explicó que la instrucción a los delegados es iniciar un censo casa por casa de los beneficiarios de programas sociales.

Sánchez Cordero explicó que la labor de estos funcionarios será hacer llegar los recursos de apoyos federales directamente a las familias y sin intermediarios, evitar la duplicidad de programas y establecer una relación tersa con los gobiernos estatales.

“Esto es la austeridad republicana para que los recursos públicos lleguen a donde tengan que llegar y no se queden en la burocracia engrosada.”