Se estima que el hipotiroidismo o alteraciones en la glándula tiroides, afecta a 10% de los mexicanos y se presenta 8 veces más en mujeres, sin tratamiento puede casar problemas con el control de peso, infertilidad, aumento de riesgo cardiovascular y complicaciones durante el embarazo

“que existen dos tipos de obesidad, la que llamamos obesidad primaria o exógena, viene de afuera, comemos más de lo que consumimos, ingerimos más calorías de las que consumimos y existe 5 a 10% de los casos que se llama secundaria o endógeno y que la mayoría es por problemas de hipotiroidismo justamente, el hipotiroidismo es una causa de obesidad, pero es una causa, secundaria, es un mal funcionamiento de la glandula tiroidea”

Así lo dijo, Julio Morfin, del Colegio Mexicano de Especialistas en Ginecología y Obstetricia