Este sábado, el estadio Universitario de Nuevo León fue testigo de la magia del fútbol.

Durante el encuentro entre Tigres y Cruz Azul, un aficionado felino narró los 90 minutos del partido a su amigo, quien es débil visual.

Apoyado de una tabla, el seguidor auriazul señalaba la posición del balón para guiar a su amigo durante las jugadas marcadas por los futbolistas.

El video fue publicado en redes sociales, por la hija del aficionado de Tigres que llevó a Luis Flores a presenciar el juego.