Los presidentes de Uruguay, Tabaré Vázquez, y Argentina, Mauricio Macri, llamaron a Venezuela a realizar “elecciones libres, creíbles y con controles internacionales confiables”, a fin de encontrar “una solución democrática” a la crisis que esa nación enfrenta.

Argentina es uno de los países miembros del Grupo de Lima, mecanismo que reconoció al líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como “presidente encargado” de Venezuela, como se autoproclamó el pasado 23 de enero.

Uruguay ha suscrito dos documentos, uno con México y naciones del Caribe que apoyan el diálogo entre las partes en Venezuela, y el segundo con Europa, Ecuador y Costa Rica para demandar elecciones presidenciales, reconocer a la Asamblea Nacional y pedir la restauración de la democracia, pero sin reconocer a Guaidó.