Tras el incendio registrado el fin de semana en el Museo Nacional de Río de Janeiro, Brasil, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ofreció apoyo para su reconstrucción.

Audrey Azoulay, directora general de la Unesco, en París, calificó como una “pérdida de una herencia cultural inestimable para la Humanidad”, la destrucción del Museo por el fuego.

Mediante un comunicado, la organización ofrece a las autoridades de brasil, toda su experiencia en materia de protección y conservación del patrimonio cultural.

Cabe mencionar que debido al incendio, gran parte de los 20 millones de piezas paleontológicas, arqueológicas, geológicas y botánicas que formaban parte del recinto fueron destruidas.