La noche del pasado domingo 21 de octubre, una fuerte tormenta de granizo afecto a la capital de Italia.

Algunas personas afectadas subieron videos a las redes sociales, en los que se puede observar las calles de Roma cubiertas por una gruesa capa de hielo.

Además los fuertes vientos derrumbaron árboles y el agua bloqueó carreteras e inundó subterráneos, sin embargo las autoridades no reportan victimas fatales.

El Departamento de Protección Civil de Roma emitió una advertencia de condiciones climáticas adversas para este lunes 22 de octubre, con fuertes vientos y tormentas.