Foto: photoschmidt – stock.adobe.com

En Australia, investigadores de la Universidad de Tecnología de Queensland revelan que los teléfonos inteligentes arruinan la vida ya que una de cada cinco mujeres y uno de cada ocho hombres pierden horas de sueño debido a sus smartphones, lo cual provoca más cansancio y menos productividad.

Los expertos dicen que la “tecnoferencia” es un término que se refiere a las intrusiones cotidianas y las interrupciones que las personas experimentan debido a los teléfonos inteligentes.

Usando preguntas realizadas en una encuesta similar realizada en 2005, los investigadores descubrieron aumentos significativos en las personas que culpan a sus teléfonos móviles por perder el sueño, es decir 31.3 por ciento en 2018 contra 5.5 por ciento en 2005.

A consecuencia de lo anterior, las personas se volvieron menos productivas (26.6 por ciento en 2018 frente a 2.3 por ciento en 2005).

Este hallazgo sugiere que los teléfonos móviles están afectando cada vez más los aspectos del funcionamiento diurno debido a la falta de sueño y al aumento en el abandono de responsabilidades, concluyeron los especialistas.