La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) visitará en enero la frontera de Estados Unidos y México para conocer la situación de miles de migrantes centroamericanos en espera de solicitar asilo.

El Comisionado Luis Ernesto Vargas dijo que la CIDH atenderá varias peticiones que le fueron presentadas durante una audiencia sobre la situación de los migrantes que integran las tres caravanas, la mayoría de los cuales se encuentran en la ciudad de Tijuana.

Vargas consideró que el drama humanitario que representan estos migrantes es el fruto de una seria de factores socio-económicos, la situación se ha visto agravada como consecuencia de la política migratoria del presidente Donald Trump.

En respuesta a los hechos de violencia derivados de enfrentamientos entre migrantes y fuerzas de seguridad, Edgard Corso Sosa, visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Mexico, solicitó, a nombre del organismo, que la CIDH elabore una guía, lineamientos o protocolo para regular el uso de la fuerza.