En Barcelona, España, un jugador de fútbol enfureció y agredió al árbitro luego de que este le marcara una falta.

El momento en que el sujeto propina un puñetazo al colegiado y lo lanza al suelo, fue grabado por un aficionado y posteriormente difundido en redes sociales.

El suceso tuvo lugar durante un partido de fútbol sala entre el Barceloneta y el Olímpic Floresta, en el que compañeros y rivales del agresor mostraron indignación y desaprobación.