Un promedio de 100 mil bebés mueren cada año a causa de conflictos armados en los 10 países más afectados por guerras entre 2013 y 2017, reveló la organización Save the Children.

En su informe titulado “Alto a la guerra contra la niñez”, la organización indicó que alrededor de 300 niñas y niños menores de un año de edad habrían fallecido por día, debido a hambre, enfermedad, y falta de atención médica y saneamiento, sumando un total estimado de al menos 550 mil durante los cinco años de referencia.

Los decesos habrían sido propiciados por los efectos indirectos de las guerras, como daños causados a infraestructuras médicas y hospitales, falta de acceso a la atención de la salud, falta de saneamiento y hasta la negación de asistencia, precisó.

Sin embargo, la cifra total de muertos a causa de estos efectos aumenta a 870 mil si se incluyen a niñas y niños entre uno y cinco años de edad.

La cantidad de niños que mueren o quedan mutilados se ha incrementado en más del triple, señaló Helle Thorning-Schmidt, directora ejecutiva de Save the Children International.