Investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder difundieron un estudio que señala que las actividades diarias en casa contribuyen a altos niveles contaminantes.

La limpieza del hogar y otras actividades diarias, como cocinar, desprenden componentes químicos que contaminan el aire más que en la automoción, según investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder (CU) difundido este domingo.

El estudio, presentado en la reunión anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia, se basó en el análisis del impacto en el aire de los llamados “compuestos químicos volátiles (COV)” presentes en artículos como el champú, perfumes y detergentes.

El reporte señala que los COV se escapan al exterior y contribuyen a la formación de partículas finas y ozono, lo que constituye una fuente aún mayor de contaminación atmosférica global del aire que los automóviles y camiones.

El estudio consistió en observar durante un mes el aire dentro de viviendas de mil 200 pies cuadrados (111.4 metros cuadrados) en la Universidad de Texas, en Austin, donde se reprodujeron actividades como cocinar una cena completa usuales en fiestas familiares.

Vance indicó que los resultados preliminares confirman que incluso hervir agua puede contribuir a altos niveles contaminantes del aire gaseoso y partículas en suspensión, con impactos negativos en la salud

Por lo anterior, la experta recomendó que los hogares deben estar bien ventilados mientras se cocina y se limpia.